MOVIMIENTO MODERNO OLVIDADO. 50 VIVIENDAS EN SANTIAGO DE CHILE 1940-1970

MOVIMIENTO MODERNO OLVIDADO. 50 VIVIENDAS EN SANTIAGO DE CHILE 1940-1970

Editorial:
SA CABANA
Año de edición:
Materia
Historia de la Arquitectura
ISBN:
978-956-9082-03-0
Páginas:
224

Disponibilidad:

  • Sede Central Miraflores¡Disponible!
  • Sede centro de Lima¡Último ejemplar!
  • Almacen Sencundario¡Disponible!

El alto desarrollo inmobiliario en la ciudad de Santiago, ha traído como consecuencia la destrucción de muchas viviendas unifamiliares del siglo pasado, para dar lugar a grandes edificios de oficinas y/o viviendas. Una importante cantidad de construcciones correspondientes al Movimiento Moderno han sido demolidas, sin protección de ningún plan regulador o normativa urbana. El Patrimonio Moderno, no solo en Santiago, sino que en todo Chile ha ido desapareciendo silenciosamente.

“La herencia arquitectónica del Movimiento Moderno corre hoy mayor riesgo de desaparecer, más que en ningún otro período, debido a su edad, a la frecuente innovación tecnológica con la que fuera realizada, al cambio en las funciones para las cuales fuera diseñada y debido al clima cultural imperante”.

DoCoMoMo International (Documentación y Conservación del Movimiento Moderno)

Esta publicación nace como fruto de la investigación realizada por el arquitecto chileno Pablo Altikes Pinilla, para la presentación de su tesis doctoral, ante la Universidad de Sevilla, España. A través de entrevistas a arquitectos y mandantes, planos a escala, fotografías y gráficos, el libro "Movimiento Moderno Olvidado" rescata 50 valiosas viviendas edificadas entre los años 1940 y 1970, muchas de ellas ya demolidas. Este libro hace público un valioso material gráfico del Patrimonio Moderno chileno y pone en valor la existencia de éste.

PEQUEÑO FORMATO l La importancia de hacer un libro sobre las casas del Movimiento Moderno en Chile es invaluable, primero porque estas no fueron registradas de modo sistemático, y segundo, porque muchas de ellas si han sido demolidas de modo sistemático.

Estas casas sin duda constituyen la tradición local en el patrimonio arquitectónico, que silenciosamente a dado forma y sustancia a la arquitectura chilena contemporánea. Cuando nos referimos a esta última, generalmente citamos las grandes obras de Duhart, Martínez o el Monasterio de los Benedictinos, la CORMU o la Cooperativa Eléctrica de Chillán, pero siempre olvidamos la arquitectura residencial.

Esto se debe, por un lado, a que tenemos el prejuicio de buscar los referentes que explican nuestro trabajo en las grandes obras y, por otro, a que las obras de escala doméstica nunca fueron de fácil acceso, ya sea en términos físicos o editoriales.

Esto es una paradoja, ya que a pesar de que nos gustaría hacer y ser reconocidos por grandes obras de uso público, políticamente correctas, la disciplina en nuestro país se ha desarrollado principalmente en la escala doméstica y privada.

Sin desmerecer la importancia de lo público, espero que este libro sirva esencialmente para que las nuevas generaciones de arquitectos que se están formando sepan encontrar explicaciones e inspiración en pequeños grandes proyectos cuya característica principal es la desarrollar una arquitectura simple, adecuada, medida en el empleo de sus materiales y discreta. Todas cualidades muy lejanas a las estridencias y las citas a lugares comunes que vemos aflorar en cada esquina de nuestras ciudades.