MORIREMOS MIRANDO

MORIREMOS MIRANDO. TEXTOS COMPLETOS

Editorial:
LA FABRICA
Año de edición:
Materia
FOTOGRAFIA
ISBN:
978-84-92498-58-1
Páginas:
272
Encuadernación:
Otros

Disponibilidad:

  • Sede Central MirafloresNo disponible. ¡Contáctanos!
  • Sede centro de LimaNo disponible. ¡Contáctanos!
  • Almacen SencundarioNo disponible. ¡Contáctanos!

¿Quién no conoce el trabajo fotográfico de Alberto García-Alix? ¿Habrá alguien en este país que no haya visto nunca alguna de las geniales fotos de Alberto? Pero, aunque seamos muchísimos a los que nos fascinen sus fotografías, así como su gran maestría a la hora de titularlas, no vamos en este caso a hablar de ninguno de sus magníficos libros de fotografías, sino de uno en el que lo importante no son sus imágenes, sino sus textos

En diciembre de 2008 fui al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid para disfrutar de la gran exposición de Alberto García–Alix “De donde no se vuelve”. Tras deleitarme con tan genial muestra fotográfica, terminé mi visita, como normalmente suelo hacer, dándome una vuelta por la librería del museo. Allí me quedé deslumbrado con el magnífico catálogo de dicha exposición, encontrándome además con otro libro que terminó de engancharme para siempre a Alberto García-Alix. No se trataba de un libro de fotografías (aunque si que incluía algunas imágenes inéditas de Alberto) y, precisamente, eso fue lo que me llamó la atención, un libro de Alberto García-Alix donde lo fundamental no eran sus incisivas fotografías. En este caso, el peso de la obra eran sus textos, historias en las que nos habla de su vida, de su mundo, del mundo…

Se trata de un libro muy especial donde descubrimos en Alberto su faceta de escritor, con unos geniales textos donde, de forma magistral y a la vez amena, Alberto se abre al lector, mostrándose en todo momento transparente, con sus sombras y sus muchas luces, narrando sus vivencias, amistades y experiencias. Moriremos mirando recoge la totalidad de la obra escrita de Alberto García-Alix entre los años 1987 y 2008. La mayoría de estos textos fueron publicados con anterioridad en diversos medios escritos, aunque también incluye, como colofón al libro, un texto inédito hasta la fecha: el guión cinematográfico del vídeo “De donde no se vuelve”, que formó parte de la exposición del mismo nombre citada al principio de este artículo.

Al principio del primer texto del libro nos dice: “Si alguien puede hablar de Alberto García-Alix ése soy yo. He sido testigo de su tiempo y de sus andanzas. Sus pasos han sido también mis pasos. Es posible que nos hayamos cambiado las sombras…” y, esto es sólo el comienzo de un viaje de aventuras, el despegue de un vuelo rasante por la vida y el mundo de Alberto García-Alix, donde veremos y conoceremos a sus amigos y compañeros de andanzas, así como la opinión de Alberto sobre otros grandes personajes de la fotografía como Walker Evans o Sebastiao Salgado.

En el breve texto de la página 133 nos transmite sus sensaciones cuando abre un libro de fotos de Walker Evans. Nos cuenta cómo se siente transportado a un viaje al abrirlo por cualquier página.

En las páginas 147 y 148 nos muestra la alegría que sintió cuando le otorgaron el premio Príncipe de Asturias de las Artes a Sebastiao Salgado. También nos da a conocer su opinión sobre las fotografías de Salgado. Estas imágenes siempre son “…¿políticamente correctas?…” Piensa que “son imágenes que nunca ofenden al espectador, en las que el dolor se intuye , aunque no se muestra”. Ciertamente, existe una gran diferencia entre las imágenes de Salgado y las de Alberto, en las que se nos muestra su mundo con lacerante realidad.

En el último apartado del libro (Guiones) tenemos los textos de Alberto que forman parte de su reciente producción en vídeo. En estos últimos trabajos como artista visual, la escritura ha pasado al primer plano, ya que palabra e imagen se funden con igual fuerza expresiva.

Como conclusión personal, os puedo decir que con la lectura de este libro he descubierto una faceta que hasta ese momento desconocía en Alberto García-Alix, la de escritor culto, lúcido, irónico y ocurrente, mostrándose ante el lector abierto, en carne viva. También nos ayuda a comprender mucho mejor la obra gráfica de Alberto, tanto sus fotografías como su producción videográfica. Recomiendo su lectura a toda persona que le guste la fotografía y disfrute leyendo no sólo libros con imágenes de autor o catálogos de exposiciones.

Desde aquí doy las gracias a Alberto García-Alix y a la editorial La Fábrica por la genial idea de recopilar todos los textos escritos por él y editarlos juntos en un formato ideal para llevarlo a todas partes.