ESCALA 231. INTERVENCIONES URBANAS

ESCALA 231. INTERVENCIONES URBANAS

Editorial:
ESCALA
Materia
Revistas de Arquitectura

Disponibilidad:

  • Sede Central MirafloresNo disponible. ¡Contáctanos!
  • Sede centro de LimaNo disponible. ¡Contáctanos!
  • Almacen SencundarioNo disponible. ¡Contáctanos!

Esta edición empezó por un interés sobre la renovación urbana y el cuestionamiento a las operaciones urbanas de gran escala que se han planteado hace varios años en nuestras ciudades y que no han tenido avance positivo. La pregunta básica es si este instrumento es el adecuado y conveniente para la realidad física, económica, social e histórica de nuestras ciudades.

Desde la formulación de los primeros Planes de Ordenamiento Territorial, la Renovación Urbana se presenta como oportunidad de redesarrollo de sectores deteriorados o subutilizados de las ciudades. La renovación es una alternativa afín a principios de sostenibilidad como una estrategia de densificación ante la falta de suelo urbanizable y la inconveniencia del crecimiento urbano ilimitado. También es una manera de ordenar la densificación predio a predio que se da de manera irreflexiva en la ciudad, generando un aumento en la demanda de infraestructura de servicios, vías, transporte, espacio público y equipamientos. Sin embargo después de 15 años de operación de este instrumento urbano, aun no se ven resultados claros de la renovación urbana.

El enfoque recurrente en este tipo de operaciones es que se requiere de la demolición total de lo existente como una suerte de limpieza del evidente deterioro físico y de actividad urbana. En la práctica, esto constituye una operación de redesarrollo de tábula rasa y no de recualificación del sector a ser intervenido. Esta forma de operar se debe, en buena medida, a que tienen mayor peso los intereses inmobiliarios privados que los intereses de la administración pública por hacer ciudad y los de la población habitante que no tienen ninguna participación en los proyectos. Lo que se puede ver en las propuestas y en los pocos avances a la fecha es que se altera la estructura urbana previa, se densifica demás, se plantean usos exclusivos y se rompen los tejidos sociales con el desplazamiento de la población preexistente: una gentrificación e hiper-densificación planificada.