ARQUINE 86

ARQUINE 86. FORMAS DOMESTICAS / DOMESTIC FORMS

Editorial:
ARQUINE
Materia
Revistas de Arquitectura

Disponibilidad:

  • Sede Central Miraflores¡Último ejemplar!
  • Sede Centro de Lima¡Último ejemplar!

Proyectos

Emmanuel Picault BIG ELEMENTAL Pezo von Ellrichshausen Tato Architects Davidson Rafailidis OFFICE Kersten Geers David Van Severen TAX Alberto Kalach

Conversaciones

Patrick Schumacher Fernanda Canales Luciano Concheiro Frida Escobedo México 68: Cuauhtémoc Medina Humberto Beck Gina Cebey Sonia Rangel Siobhan Guerrero

Ensayos

APRDELESP + Fabien Cappello + Xavier Nueno Guitart Carmelo Rodríguez Anna Puigjaner Fru Fru Alejandro Hernández Gálvez


Domesticar el espacio es la esencia de la arquitectura. La casa –domus– es el primer objetivo del arquitecto y el laboratorio por excelencia, desde las cabañas y la definición de un orden estructural y geométrico, hasta las cuevas y la ocupación de un contenedor. Resolver el programa doméstico dejó de ser un reto para el arquitecto, por lo que toda propuesta para conformar el hábitat está encaminada a su definición estética y espacial.
Algunas de las casas extremas que mostramos en Arquine 86 van más allá de la vivienda moderna asociando geometría y tiempo en la conformación del espacio. Unos espacios domésticos parten de preexistencias para dejar que el tiempo esculpa y erosione una ruina encontrada –de Emmanuel Picault– y el proyecto sea un acto de contención y edición; o bien, ocupan un espacio residencial temporalmente –Davidson Rafailidis– incorporando capas en el interior y en el exterior. Otras casas parten de la geometría como generadora de la forma habitable, sometiendo todo un programa residencial complejo al rigor de una circunferencia, en el caso de OFFICE, o a la intersección de un cono, un cilindro y un rectángulo en la propuesta de Pezo von Ellrichshausen. Otra propone objetos escultóricos habitables que pautan el paisaje, como ELEMENTAL en Chile; o construye plataformas que se escalonan en espiral dentro de un prisma –los japoneses Tato Architects–; hay quien diseña un habitáculo piramidal errante –BIG– o quien rescata la esencialidad corbusiana de la casa dom-inó –Kalach en Zicatela– como estructura suficiente y domesticada.

A su vez, los dibujos de Chris Ware, que publicamos en Vitrina, remiten al tiempo más que al espacio con la representación de las cuatro estaciones, y unos ensayos redundan en exploraciones eventualmente extremas, con aspectos contemporáneos de la vivienda que incorporan la flexibilidad y la fragmentación: un ensayo profundiza en las áreas de guardado mientras que otro estudia el caso de las cocinas colectivas y la vivienda difusa.
Los espacios domésticos contemporáneos que emergen en estas páginas prueban que la vivienda sigue siendo un campo fértil de experimentación.