ANAMNESIA. PARTES DE GUERRA IV. GUSTAVO BUNTINX / VICTOR VICH ( EDS. )

ANAMNESIA. PARTES DE GUERRA IV. GUSTAVO BUNTINX / VICTOR VICH ( EDS. ). RETORNOS FANTASMÁTICOS DE LA VIOLENCIA

Editorial:
PETROPERÚ
Año de edición:
ISBN:
978-9972-606-98-4
Páginas:
184
Encuadernación:
Cartoné

Disponibilidad:

  • Sede Central MirafloresNo disponible. ¡Contáctanos!
  • Sede Centro de LimaNo disponible. ¡Contáctanos!

Están por cumplirse casi diez años de la presentación del fundamental Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. El Perú, sin embargo, sigue entrampado en sus irresueltas batallas por la memoria. Personal y social: una persistente vocación por el olvido en distintas instancias del poder dificulta el procesamiento y superación de las altas violencias y del autoritarismo que marcaron traumáticamente la vida nacional –y las vidas individuales– durante las décadas de 1980 y 1990.

Algunas prácticas simbólicas, no obstante, han compensado esos silencios de la política mediante una capacidad siempre regenerada para la sublimación del horror. Nuevas figuraciones de la violencia, nuevas poéticas, con proyecciones impactantes de denuncia o de catarsis. Potencias expresivas y sanadoras que constituyen ya una tradición fuerte y ahora recurrente en la plástica local, hasta el punto de correr graves riesgos de vaciamiento o retorización ante la actitud celebratoria y mercantil que el sistema últimamente prodiga para manifestaciones antes perseguidas o ignoradas.

En ese contexto de triunfo paradójico –hay éxitos que matan– con esta cuarta entrega de su proyecto Partes de guerra, MICROMUSEO (“al fondo hay sitio”) pretende evidenciar la criticidad renovada aún posible en la producción artística sobre tales temas. A modo de ejemplo (reflexionado), hemos reunido algunas obras específicas de apenas tres artífices, nacidos todos entre 1982 y 1983: Rudolph Castro, Claudia Martínez Garay, Santiago Quintanilla. La selección no es aleatoria, pues aunque con propuestas plásticas muy diversas, cada uno de los nombrados comparte una aproximación a la violencia que no responde a las ideologizaciones en boga sino a la recuperación de los procesamientos casi intuitivos de la memoria. Negada.